Águeda: Viajes y turismo

Centro
Centro
Esta área estuve habitada desde tiempos muy remotos, como lo confirman varios monumentos megalíticos y vestigios de la ocupación romana, como es el caso de la estación arqueológica de Cabeço do Vouga.

La sede del municipio, Águeda, prosperó durante el siglo XX y se convirtió en un centro industrial, principalmente debido a su larga tradición artesanal para trabajar el hierro.

La Iglesia de Santa Eulalia (santa patrona de esta pequeña ciudad), con una rica decoración interior y esculturas del Renacimiento, bien merece una visita, al igual que las viejas calles de los barrios ribereños y las antiguas haciendas y fincas solariegas de la región, como la Quinta de Alta Vila y la Quinta da Agueira.

Cerca del diminuto pueblo de Fermentelos, Pateira es un lago encantador de aguas tranquilas y abundante flora y fauna.

La comarca también alberga pequeñas aldeas de montaña, de casas sencillas y pintorescas, arraigadas costumbres etnográficas y paisajes deslumbrantes, como las de Macieira de Alcoba, Urgueira y Ventoso, entre otras.

La zona costera es fecunda, con abundantes lagunas, bosques de pinos y viñas, ya que Águeda está incluida en la Región Vinícola Demarcada de Bairrada.

La gastronomía es variada y ofrece especialidades como el cochinillo asado y platos de carne de cerdo, carnero y cabrito, además de los dulces suspiros<(i> (supiros, merengues pequeños) y cavacas (bizcochos ligeros y crujientes), por no mencionar los típicos pasteles de Águeda.

En cuanto a la artesanía local, vale la pena mencionar su cestería, cerámicas, trabajos de hierro forjado e imaginativos azulejos.
Ofertas especiales

Encuentre aquí su hotel

Destino

Check-in

Check-out